PAULA ECHEVARRÍA Y LA CUSTODIA COMPARTIDA

Querida y estimada Paula: El otro día tuve un día muy intenso, y fueron pasadas las doce de la noche cuando puede ojear un poco diversos medios de información. En estos últimos tiempos, el que un día sí, y otro también, salgas en muchos medios, y en portadas de revistas importantes, no es noticia. La noticia es que no salgas. Y, lo mismo, respecto a David Bustamante. Juntos o separados, sois los números uno de la prensa rosa, en estos momentos. Aunque hay mucha competencia.
Tanto como si estás en casa, como si sales, te pongas como te pongas, sabemos de ti, de David y de tu hija, desde el minuto cero del día. Debe ser el precio de la fama.
Y nos hemos acostumbrado a que vosotros dos, David Bustamante y tú, nos tengáis informados de vuestros amores y desencuentros, de si la primera comunión de la niña iba ser en tal sitio, en tal fecha y con tal vestido, si ha sido el caso. Hasta ahí, todo correcto. Llenáis páginas y páginas. Y, debo confesar una cosa. Hasta que no ha salido lo vuestro en todos los medios de comunicación, tú, a mí, ni me sonabas. Y perdona, pero es así.
Hace unos años, acompañando a mis padres, cuando aún vivían, de sobremesa y más tarde, veía telenovelas. Algunas españolas, y otras hispanoamericanas. Mejicanas, colombianas, venezolanas…… Y, en todas, mujeres guapísimas. Y el que tú seas estrella de una serie muy conocida aquí, y puede que en otros lugares, es porque te lo mereces por guapa, y porque lo haces bien. Qué diablos.
En el último año, creo recordar haber escrito algunas reflexiones, en defensa de la libertad de pensar y expresar lo que pensemos. Y, lo que he creído ver, es que a ti te quieren prohibir pensar y decir lo que piensas.
Hubieras causado menos polémica si hubieras dicho que tienes un cocodrilo de dos metros en la piscina, para que la niña juegue mientras nada. Tampoco hubiera sido grave, si fuera el caso, que confesaras que en el café te gusta echar unas gotitas de pacharán o de güisqui caro. Yo, como mi padre, suelo echar un poco de anís, aunque eso sucede muy de tarde en tarde.
Pero, concentrémonos. ¿ Cuál ha sido tu pecado ?. Definirte. Si hubieras dicho que eras bisexual con tendencias afroasiáticas, y matices caribeños, pues algunas mentes pensantes hasta te lo hubieran permitido, aunque te hubieras salido un poco de tu papel, que es el de ser mujer mujer. También tú puedes presumir de madre. Lo de esposa o cónyuge, lo que todos sabemos. Pero, que te definas como persona, y juegues con el machismo, el feminismo, y casi con el lenilismo, sin haber hecho un máster de género, eso hay mentes que no te lo perdonan.
Y éste ha sido tu principal pecado:
“Yo me defino como persona. Yo creo que no hay que ser feminista ni machista, yo creo que los extremos nunca son buenos ni para un lado ni para el otro.”
“Paula Echevarría: “El protagonismo me lo he ganado con los años y con mi trabajo, no siendo un chocho”
1495735779_338236_1495736087_noticia_normal_recorte1
Y, lo que tú hayas podido  pensar y decir, merece todo el respeto del mundo. Y en esto me tienes a mí el primero.
Estamos en un mundo muy cruel. Si eres del Barcelona no puedes ser del Real Madrid, porque siempre habrá alguien que dirá que la respuesta correcta no es ésa. Que no puedes ser de los dos. O conmigo o contra mí. No te dejan nadar entre dos aguas. Parece que te han hecho una pregunta trampa, y tú has caído. No dijiste la respuesta correcta.
Y en esto te han metido en aguas peligrosas, porque alguien te ha querido embarcar en un terreno que no es el tuyo. Y no es porque no respete las ideas de los que te atacan, sino porque alguien te ha querido meter en su campo, en sus ideas y en sus guerras.
Si, en estas modestas reflexiones, dijera que antes de publicarse lo que tú hayas pensado y expresado, debiera haber pasado por un censor o grupo de censores y censoras, para evitar que tus posibles respuestas no correctas, según ellos y ellas, las conozcamos todos, dirían que esa España de censores, machos, murió con Franco. Pero, querida Paula, eso es lo que nos encontramos en esta España malherida hoy. Hay gente que nos quiere marcar el camino de lo que hay que pensar y se puede, y debe, decir. Y, en esa política, de lo políticamente correcto, según ellos y ellas, conmigo que no cuenten.
Sé que es muy difícil que estas reflexiones lleguen ti. No tendrías horas del día para estar al tanto todo de lo que se cuenta de vosotros. Escribí algunas reflexiones cuando ciertas cabezas pensantes escribieron y escribieron contra un congreso en León, sobre manipulación de los niños, en casos de separaciones y divorcios, el famoso SAP, o, para quitar lo de síndrome, alienación parental. Como cuando un juez dijo, hace poco, lo que pensaba. Van por ti estas reflexiones, en defensa de tu manera de pensar y decir lo que te dé la real gana. Y los demás, chitón y respetar. Faltaría más. Punto pelota.
Pero esto tiene más trascendencia de lo que parece. Mientras te conformes con el papel de mujer florero, sonrías, digas que te gustan los niños y que el amor es maravillo, no tendrás problemas. Y pongo la venda antes de que haya herida. La guerra, que pueden tener contra ti, va más allá.
Y mi explico, y especulo. Si llegáis a firmar algún acuerdo de separación o divorcio, en que, por un casual, aparece la fórmula de cuidado de vuestra querida hija común con el nombre de CUSTODIA COMPARTIDA, ahí vas a tener, tú, Paula Echevarría, una lucha a muerte, por parte de ciertos sectores. Lo de feminismo o machismo, sería una anécdota, un pecado venial, pero es muy posible que te quieran imponer el papel de mujer mujer, femenina y actual, que al macho, David Bustamante, ni agua ni la hora. Porque hay gente que piensa que el feminismo es para vencer y dominar al macho, al hombre. No es un compañero que has elegido libre y voluntariamente, sino el dinosaurio de tiempos remotos, que ha dominado a la mujer durante siglos. El que imponía a la mujer la pata quebrada y en casa. Tú, los hijos y la cocina.
images
Hablando claro, Paula. Tú serías atacada, sin misericordia, si con David Bustamante pactas una CUSTODIA COMPARTIDA. Eso no te lo perdonarían. Todo, menos eso. Qué si quieres ser una mujer de vida alegre, y la niña estorba. Qué si has cedido a un chantaje, o eres tonta. Hay que gente que no quiere que salgas de cierto papel. Qué no te apuntes a su bando e ideas, puede pasar, pero que seas un ejemplo de mujer y madre que pacta una CUSTODIA COMPARTIDA, por eso no pasan.
He leído en un diario esta frase que parece que has dicho: UN PRINCESA PUEDE SER FELIZ SOLA. Por supuesto. Lo que sería difícil de fumar es que lo que tú pienses y digas, o decidas, no sea respetado, porque respetable lo es.
Por último, déjame definirte con pocas palabras. Si dijera que eres una asturiana guapa, pasaría desapercibido. Pero, voy a ser valiente, porque sé que a más de uno no le puede gustar. Ahí va:
PAULA ECHEVARRÍA, MUJER, ESPAÑOLA Y GUAPA. Y OLÉ.
17paula-644-377
Jesús AYALA CARCEDO PINEDA ECHEVARRÍA, delegado de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-BURGOS.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s