IGLESIA, FAMILIA Y PAREJA

images

Decía mi difunto padre que eso del matrimonio era para formar una familia: hombre, mujer e hijos comunes, normalmente. Vamos, un matrimonio de esos de los de antes, en que sólo termina por la muerte. En definitiva, de esos que duran sesenta años.

Me gustó el consejo, reflexión, o lo que sea, que oí al señor cura, durante una ceremonia de casamiento: dedicaros cinco minutos al día. Es poco y es mucho, porque, es de temer, que, en muchas parejas, eso no existe, y es una pena.

Acabo de ver un cartel, en las afueras del salón de mi parroquia, anunciando una conferencia: LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES, EL PAPEL DE LA IGLESIA.

Lo que me ha llama la atención es que la dé una asociación de mujeres, que recibe subvenciones, y que también da charlas en colegios públicos.

Y es inquietante que sea un puñado de mujeres las que impongan sus ideas e ideales, y una Consejería de Educación o la de Familia de la autonomía no tengan ideas propias, para tratar de parejas libremente constituidas y su problemática.

Y ahora me apena que la Iglesia Católica permita a una de esas asociaciones subvencionadas las que ofrezca sus datos y teorías en un salón de una iglesia con dos mil años de antigüedad, y una poderosa organización.

images (1)

Y se respeta, pero con temas de familia y uniones libres debieran tener cuidado con quién hablan y a quienes dejan hablar en sus instalaciones.

Porque, en este país, España, el o la que no quiera seguir en una relación de pareja, no tiene más que irse del domicilio, y en 30 días presentar una demanda de nulidad/separación/divorcio, en el caso de haber contraído matrimonio.

Sobran teorías, sobran datos, y si eso no es posible, es de temer que haya un problema social.

Con un total y absoluto respeto a la Iglesia Católica, recordar que, el divorcio, es un derecho civil personal de cada miembro de un matrimonio. Que hay veces en que uno quiere el divorcio, y otro no. Todavía recuerdo a los jóvenes de Alsacia y Lorena, durante la ocupación por Alemania de ese territorio que entonces era de Francia, que fueron enrolados como alemanes en sus ejércitos. Se les llamaba “A nuestro pesar”.

Respeto, caridad y comprensión se necesita en esos casos. Personalmente, soy de la opinión que cuando hay ceremonias religiosas, administración de sacramentos a los niños, se debe solicitar el permiso a ambos padres. Y, en esos momentos, llamar al diálogo, al respeto, a evitar odios, si están separados los padres. Parece que eso de preguntar por los dos padres y pedir el posible consentimiento de ambos se está haciendo, al menos en algunos sitios.

Ahora bien, cuidado con la gente experta, o al menos eso dice, que predica y propaga teorías de género. Deben tener ideas propias, e independientes los integrantes de la Iglesia Católica. Gracias por su comprensión.

WhatsApp Image 2019-05-28 at 16.15.02

Jesús Ayala Carcedo, delegado de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-BURGOS

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s