CASO DE LOS EX JUGADORES DE LA ARANDINA: CARTA DE PADRE A PADRE

Estimado Sr.:

La verdad, estamos preocupados y escandalizados por el tratamiento de este caso, que afecta a cuatro familias de Castilla y León.

Y las cuatro familias tienen derechos, no sólo la suya.

No es competencia del firmante de este escrito de juzgar este caso, por lo que no voy a asumir puesto que no me corresponde, pero antes de que le cuente por qué estoy cabreado, pero que muy cabreado, me va a permitirle hacer unas sencillas preguntas, por lo que parece gran enfado, por su parte, y amenaza, a diestro y siniestro, con demandas y vulneración de derechos por la difusión de diverso material que, parece, son de su hija.

Obviamente, la primera pregunta que corresponde hacer, para que todos nos enteremos de este tema. ¿Corresponde, efectivamente, todo a su hija?.

La segunda es si su hija lo compartió con otras personas, o si todo eso se hizo contra su voluntad.

La tercera, si Ud., o Uds., conocían antes de denunciar lo que ahora denuncia.

La cuarta, es saber, si Ud., y la madre, estaban al corriente de lo que hacía, o no hacía, decía, o compartía su hija.

La quinta es que nos gustaría que nos dijera cuáles declaraciones son correctas, y cuáles no. Porque nos hacemos un lío. Creo que muchas personas.

La sexta es saber si las otras tres familias han tenido derecho a que se respetara su privacidad. O sólo Uds.

Ahora, de padre a padre. Expertos dicen que los niños de ahora empiezan, al menos parte, a ver pornografía a partir de los ocho años.

Ud. no sé si sabrá que este tema de relaciones sexuales de menores no emancipados, conforme al Código Penal, y su artículo 183, ya no vigente, a partir de los 13 no estaba penado, en ciertos casos. En otros, con penas máximas de veinticuatro meses o seis años. Y ésa era una legalidad que hubo, y que yo no protesté. ¿Lo hizo Ud.?.

¿Imponemos los padres a nuestros hijos, menores no emancipados, castidad y obediencia hasta que la ley lo ampare?. Porque los padres separados y divorciados tenemos muchos problemas en educar a nuestras hijas, notoriamente.

Según Wikipedia, el Rey Alfonso XIII tuvo la mayoría de edad a  los dieciséis años, y fue rey de todos los españoles, incluidos catalanes y vascos.

Por no extenderme mucho. Yo, personalmente, como padre, estoy muy cabreado con el Magistrado ponente de esa sentencia que, parece que tanto le gusta, Ilmo. Sr. D. ROGER REDONDO ARGÜELLES, a la que se han dedicado muchas horas, y muchos folios antes de tomar una decisión, y muchísimo dinero público. En un tiempo récord para la administración de justicia, repasó y meditó, ocho mil folios, como manifestaba uno de los muchachos, que también tiene, supongo, padre y madre.

Y yo tengo motivos para estar cabreado con dicho responsable judicial, Verá Ud. El dieciséis de octubre de mil novecientos noventa y cinco, este magistrado-juez declaró al pueblo español que había celebrado una vista pública: FALSO, porque no estuvo. El secretario judicial, y atendió una mujer, firmaba que la persona demandante estaba representada por una procuradora, FALSO, no estuvo. A mí no se me permitió decir lo que quería decir, como padre. Pues bien, lo que este hombre autorizó fue pagar un trabajo que no hicieron, este juez, una procuradora, que, evidentemente, no lo hizo, y dos jueces más, que tampoco me atendieron, y yo estuve en sus juzgados.

Cuando ahora Ud. está satisfecho de una sentencia, aún no definitiva, exige prisión para esos tres muchachos, de tres familias, eso nos va suponer, si es el caso, muchísimo dinero a todos los ciudadanos españoles, que pagamos impuestos.

Espero que Ud., públicamente, afee a este Magistrado, Ilmo. Sr. D. ROGER REDONDO ARGÜELLES, su no comparecencia a la vista que afectaba a mi hija, cuando para mi hija hay un folio, Ud. ha exigido mucho dinero, muchos folios, mucho tiempo, muchos gastos y muchos millones a pagar en largos años de cárcel.

Espero que Ud., sea solidario y condene que el Estado Español haya permitido a tres jueces no cumplir con su trabajo, que pagó el pueblo español.

Entre Ud. y yo, a este magistrado juez, en el caso de mi hija, le engañaron la abogada y procuradora de los Iltres Colegios de Abogados y Procuradores de Burgos.

Pido, expresamente, que también condene la falta de garantías que sufrimos mi hija y yo en los juzgados de España.

Si alguien lo ha hecho mal, como padre, madre, abogado, juez, fiscal,etc. que Dios les perdone……

Jesús Ayala Carcedo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s