SI QUIERES LA PAZ, PREPÁRATE PARA EL DIVORCIO

En primer lugar, por favor, que nadie piense que el divorcio es algo inevitable. Gusta ver muchas parejas que se entienden bien, y duran más que aquellas famosas pilas: duran y duran.

En segundo lugar, no piensen que la idea es nuestra. La mayor parte de la gente podemos aprender y utilizar la experiencia de otras gentes, aunque, desgraciadamente, no aprendemos en cabeza ajena, en demasiadas ocasiones. Qué le vamos a hacer.

Y esto se lo decimos por dos fuentes distintas. Hace ya unos cuantos años, abogados del Reino Unido, Inglaterra, o como lo quieran llamar, ante el número importante y creciente de los divorcios en ese país, recomendaban preparar un convenio de divorcio al contraer matrimonio.

Por otra parte, en las últimas jornadas de derecho de familia, que la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE ABOGADOS DE FAMILIA celebró en Burgos, el juez titular de familia manifestaba que había muchas complicaciones cuando se hacían operaciones patrimoniales, en que se pensaba que eso del matrimonio era como los de antes, para toda la vida.

No es infrecuente que compañeros comenten que cuando compraron la vivienda aportaron más dinero que la otra parte, pero que la pusieran a medias, y que ya lo demostrarán en el proceso/conflicto que vendrá que pusieron más.

Y sí, hay más posibilidades de que una pareja unida, casada, o lo que sea, se separe/divorcie de que acierten los números de la lotería, o les toque algún cuponazo, previo pago del billete, por supuesto.

Y, como les habré comentado en más de una ocasión, me gustó el consejo que se dio en una boda: dedicaros cinco minutos a vosotros dos, cada día.

Ojalá no lleguen Uds. a un divorcio, si están casados, pero si ya ha sucedido, quizá reconozcan que, a lo mejor, los abogados ingleses tenían razón, el juez de Burgos tenía razón, y a Uds. les debieran haber advertido.

Lo malo es que esta reflexión la debieran tener en cuenta muchos padres, que, por ayudar a sus hijos, avalan la hipoteca, o préstamo/crédito con garantía hipotecaria, y siguen siendo avalistas, aunque luego el hijo deba abandonar la vivienda cuya compra ayudaron a adquirir. E incluso pagar las cuotas que no pagan los miembros de la pareja.

No esperamos que nos den la razón, pero ahí queda eso. Muchas gracias.

Jesús Ayala Carcedo, delegado de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-BURGOS.

SI QUIERESS LA PAZ, PREPÁRATEP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s