ESPAÑA, PAÍS TRANQUILO. PROTEGER A LAS MUJERES, PERO DEFENDER A LOS PADRES

af39c730f3d599790e97c1145e336ba2

Hay comercios de alimentación abiertos. Temperatura deliciosa. Poca gente por la calle, y los que he visto, sin aspavientos, sin prisa, con educación, sin que un guarda de seguridad o policía pongan orden. Con amabilidad, la gente pregunta: ¿está Ud. esperando a entrar en la frutería?. Y las personas, guardando las distancias, forman colas.

Y sí, en dos sitios he guardado cola. En el supermercado, primero, y con dos bolsas llenas, luego en la panadería, en la esquina de mi edificio.

Y no he visto la compra compulsiva de sábado tarde de primavera, en un centro comercial, en que entras en ciertas tiendas, y, con la música a tope, la gente mira y compra.

Y he disfrutado de la temperatura, de la calma de la calle, de ver gente pacífica, de un país que sabe comportarse. He saboreado una calle anónima, y he visto en la distancia un parque infantil, sin niños.

Quizá les haya contado, alguna vez, que nos invitaron a los vecinos de mi edificio a visitar unas instalaciones y una capilla, que había en los bajos y entreplanta de nuestra comunidad, y nos pusieron un vídeo del fundador de la organización religiosa que lo impulsaba, hoy santo. Y, después de más de veinticinco años conservo, en un lugar de mi memoria, una reflexión:

“Lo urgente PUEDE esperar, y lo muy urgente DEBE esperar.”

Y creo que al ver a los ciudadanos con calma, tranquilos, pacientes…….dentro de los desastres que hay ahora, más los que están a la vuelta de la esquina, hemos aprendido, o hemos recordado, la calma, la paciencia, el respeto….

En estos momentos, en que, “manu militari”, nos han privado de muchos derechos constitucionales y humanos, y, seguramente, por el bien de todos, España, en Sábado Santo, hemos llegado a un estadio de que disfrutamos de ir despacio, respirando un aire libre, que no tenemos en nuestras casas, si carecemos de jardín o terraza, y saboreamos lo que, en otros momentos, en nuestro correr diario, despreciábamos, o ignorábamos.

Y en la vida de familia, en nuestras relaciones de pareja, en nuestras separaciones y divorcios, hoy, en la distancia, echamos en falta eso que hoy tenemos, la calma, el respeto…

Nadie discutimos que haya que proteger al que no se puede defender, al que pueda estar sometido al fuerte, cuando sea el caso. Y, por cierto, toda esa gente del pueblo de España, no me ha parecido agresiva, prepotente…sino dominada por una calma y paciencia oriental.

Corrijan, si no es cierto. A nadie obligamos a estar en relación de pareja, y a nadie le impedimos dejar una relación que fue libremente iniciada. Sin palabras, sin justificaciones. Derecho, y respeto al derecho.

images (1)

Y sí, esa calma que hoy he sentido, ese diálogo que por todos los lados han recomendado a los padres en bien de nuestros hijos, estas semanas, se pide a nuestros gobernantes y políticos, que han impuesto un estado de alarma, lo PUEDEN y DEBEN imponer, cuando alguien impone su derecho a ejercer su libertad, al solicitar la nulidad/separación/divorcio. Porque tanto estar en pareja, como solicitar la separación/divorcio son aspecto de la libertad que hay en España.

Esos gobernantes y políticos que han impuesto, y avalado, el estado de alarma no tienen ninguna excusa para no imponer una MEDIACIÓN FAMILIAR obligatoria, antes de que un juez tenga que decidir por no llegar a acuerdos.

Desde la distancia, hoy veo las demandas de separación/divorcio, sin reflexión conjunta y previa, un acto violento contra gente tranquila.

Justicia gratuita, violencia gratuita.

Cuando ahora se reclama un nuevo Pacto de la Moncloa, ¿por qué no se nos sienta a reflexionar para intentar llegar a pactos, a los padres y madres?.

Sí se puede…….pero es de temer que no quieran. Ni los unos, ni los otros.

Qué mayor crisis que cuando en una separación/divorcio hay niños, y toda la legislación habla de pactos, es de temer que exigir juez y juicio es porque no se quiere reflexionar. ¿Hay alguien, por ahí, que considere eso un maltrato?. Yo sí. Uds. pueden discrepar. Es su derecho.

Decían nuestros abuelos: VÍSTEME DESPECIO, QUE TENGO PRISA.

images

Jesús Ayala Carcedo, delegado de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-BURGOS.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s