LA COMISIÓN EUROPEA ANTE LA EXPULSIÓN DE CENTENARES DE MILES DE PADRES DE FAMILIA A LA CALLE AL EJERCERSE EL DERECHO DE DIVORCIO. EXIGENCIA DE UNA CORRECTA INFORMACIÓN EN LA PÁGINA WEB EUROPEA

REPRESENTACIÓN DE LA COMISIÓN EUROPEA EN ESPAÑA

Paseo de la Castellana, 46
28046 Madrid

ASUNTO: LA COMISIÓN EUROPEA ANTE LA EXPULSIÓN DE CENTENARES DE MILES DE PADRES DE FAMILIA A LA CALLE AL EJERCERSE EL DERECHO DE DIVORCIO. EXIGENCIA DE UNA CORRECTA INFORMACIÓN EN LA PÁGINA WEB EUROPEA

Burgos, 21 de marzo de 2.021

Muy Sres. nuestros:

Nos dirigimos a Uds. con la esperanza de que envíen este escrito dónde puedan estudiar la posible mejora de la información sobre temas familiares, de la COMUNIDAD EUROPEA, que ofrecen Uds. en sus páginas web, estimando que la complejidad de España, al tener distintas legislaciones según las autonomías, en primer lugar, deben indicarlo, y, en segundo lugar, debe quedar patente el uso y abuso de la vivienda familiar, en gran parte de España, en caso de nulidad/separación/divorcio. Es decir, hay legislaciones mejores y peores. Más justas o menos justas.

En efecto, acudimos a su página de información:

http://www.coupleseurope.eu/es/spain/topics/5-Cu%C3%A1les-son-las-consecuencias-del-divorcio-separaci%C3%B3n

“¿Cuáles son las consecuencias del divorcio/separación?

5.1. ¿Cómo se divide la propiedad (derechos reales)?

……./…….

El hogar familiar, aún estando excluido de la división en el caso de ser propio de uno de los cónyuges, puede ser adjudicado por el juez al cónyuge no titular cuando el otro cónyuge dependa de su uso continuo para garantizar sus necesidades vitales, o cuando un hijo común tenga la necesidad considerable de su uso continuado (Art. 96 CC).”

Y esto es lo que dice el Código Civil, en el citado artículo, y que aparece en su página web:

“Artículo 96

En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden.

Cuando algunos de los hijos queden en la compañía de uno y los restantes en la del otro, el Juez resolverá lo procedente.

No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponda al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección.

Para disponer de la vivienda y bienes indicados cuyo uso corresponda al cónyuge no titular se requerirá el consentimiento de ambas partes o, en su caso, autorización judicial.

Artículo 96 redactado por Ley 30/1981, 7 julio («B.O.E.» 20 julio), por la que se modifica la regulación del matrimonio en el Código Civil y se determina el procedimiento a seguir en las causas de nulidad, separación y divorcio.

Véanse:- Artículo 64 de la L.O. 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género («B.O.E.» 29 diciembre). – Artículos 103.2.º, 1320, 1406 y 1407 de este Código.”

Este artículo, de aplicación en gran parte del Estado Español, da lugar a grandes abusos. Lo que significa que el padre/madre que deba abandonarlo, puede ser el propietario, o ser de ambos cónyuges, y tener que pagar parte de una hipoteca  (deuda por la adquisición) de una vivienda, sin ocuparla. Esta ocupación puede durar muchos años, y la posible recuperación de la propiedad, y su libre disposición, puede dar lugar a largos procesos judiciales, con grandes gastos.

No es extraño que de la vivienda tenga que salir el único propietario, y puedan ocupar la vivienda nuevas parejas  del cónyuge/padre/madre que se queda en la vivienda, e hijos de las nuevas parejas, a los que se les podría empadronar en la misma.

Asimismo, conocemos casos en que en la expulsión del propietario se ha exigido por abogados de justicia gratuita, y luego la comunidad autonómica correspondiente ha negado el participar en sorteo de viviendas públicas a la madre que se quedó en la vivienda, no siendo propietaria, por los ingresos que ha podido facilitar a esa esposa (cónyuge) el padre expulsado.

En algunos otros casos, se ha negado al padre que ha debido abandonar la vivienda el participar en esas promociones de viviendas porque es titular de una vivienda….que ha debido abandonar. Esto es el colmo.Ahora vamos a ver cómo se trata este escandaloso tema en el País Vasco (Euskadi)
https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2015-8275

BOE.es – BOE-A-2015-8275 Ley 7/2015, de 30 de junio, de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores.
BOE.es – BOE-A-2015-8275 Ley 7/2015, de 30 de junio, de relaciones famil…BOE-A-2015-8275 Ley 7/2015, de 30 de junio, de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los…

Ley 7/2015, de 30 de junio, de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores – Comunidad Autónoma del País Vasco

“Artículo 12.– Atribución del uso de la vivienda y del ajuar doméstico

1.– En defecto de acuerdo o de su aprobación judicial, el juez atribuirá el uso de la vivienda familiar, y de los enseres y el ajuar existente en ella, en atención a lo que sea más conveniente para el interés superior de los hijos e hijas, a criterios de necesidad de los miembros de la pareja y a la titularidad de la vivienda.

2.– El juez otorgará el uso de la vivienda familiar preferentemente al progenitor a quien corresponda la guarda y custodia de los hijos e hijas comunes si es lo más conveniente para el interés de estos.

3.– El juez podrá atribuir el uso de la vivienda familiar a aquel miembro de la pareja que, aunque no tuviera la guarda y custodia de sus hijos e hijas, objetivamente tuviera mayores dificultades de acceso a otra vivienda, si el otro progenitor tuviera medios suficientes para cubrir la necesidad de vivienda de los y las menores y fuera compatible con el interés superior de estos.

4.– Si la guarda y custodia fuera compartida entre los progenitores y el uso de la vivienda no fuera atribuido por periodos alternos a ambos, se atribuirá al progenitor que objetivamente tuviera mayores dificultades de acceso a una vivienda si ello fuera compatible con el interés superior de los hijos e hijas.

5.– La atribución del uso de la vivienda a uno de los progenitores por razones de necesidad deberá hacerse con carácter temporal por un máximo de dos años, y será susceptible de prórroga, también temporal, si se mantienen las circunstancias que la motivaron. La prórroga deberá solicitarse, como máximo, seis meses antes del vencimiento del plazo fijado, y tramitarse por el procedimiento establecido para la modificación de medidas definitivas.

En el caso de atribuirse el uso de la vivienda familiar y el ajuar a uno de los progenitores por otorgársele la guarda y custodia de los hijos e hijas, ya fuera exclusiva o compartida, y si la vivienda fuera privativa del otro progenitor o común a ambos, dispondrá del uso solo mientras dure la obligación de prestarles alimentos.

En todo caso, la revisión judicial de este derecho de uso podrá solicitarse a instancia de parte, por cambio de circunstancias relevantes. El ejercicio abusivo o de mala fe del derecho a solicitar la revisión podrá dar lugar a responsabilidades civiles o de carácter patrimonial.

6.– El juez podrá sustituir la atribución del uso de la vivienda familiar por el de otra vivienda propiedad de uno o ambos miembros de la pareja si es idónea para satisfacer la necesidad de vivienda de los hijos e hijas menores y, en su caso, del progenitor más necesitado.

7.– En el caso de atribuirse la vivienda a uno de los progenitores, si ésta es privativa del otro o común de ambos, se fijará una compensación por la pérdida del uso a favor del progenitor titular o cotitular no adjudicatario, teniendo en cuenta las rentas pagadas por alquiler de viviendas similares y la capacidad económica de los miembros de la pareja.

8.– Si los progenitores poseen la vivienda en virtud de un título diferente al de propiedad, los efectos de atribución judicial de su uso quedan limitados por lo dispuesto por el título, de acuerdo con la ley.

9.– En caso de atribución o distribución del uso de la vivienda, las obligaciones contraídas por razón de su adquisición o mejora, incluidos los préstamos hipotecarios y los seguros vinculados a esta finalidad, deben satisfacerse por las partes de acuerdo con lo dispuesto por el título de constitución. Los gastos ordinarios de conservación, mantenimiento y reparación de la vivienda, incluidos los de comunidad y suministros, y los tributos y las tasas o impuestos de devengo anual corren a cargo del beneficiario del derecho de uso.

10.– La parte que haya de abandonar la vivienda familiar podrá retirar sus ropas, efectos y enseres de uso personal y profesional, en el plazo que prudencialmente se señale, procediendo a realizarse un inventario del resto de los bienes y enseres comunes que permanezcan en la vivienda.

11.– Son causas de extinción del derecho de uso:

·          

·  a) El fallecimiento del beneficiario del uso.

·          

·  b) Las pactadas entre los miembros de la pareja o partes.

·          

·  c) La mejora de la situación económica del beneficiario del uso o el empeoramiento relevante de la situación económica de la otra parte, debidamente justificada y salvo que expresamente se hubiera pactado lo contrario.

·          

·  d) El matrimonio o convivencia marital del beneficiario del uso con otra persona, salvo que expresamente se hubiera pactado lo contrario.

·          

·  e) Si se hubiera atribuido judicialmente por razón de la guarda, se extinguirá por la finalización o cese de ésta o de la obligación de prestar alimentos.

·          

·  f) Por vencimiento del plazo previsto en la atribución temporal judicialmente adoptada.

12.– En los casos c) y d) del apartado anterior deberá acreditarse el hecho causante de la extinción mediante el procedimiento para la modificación de medidas, pudiendo llevarse a efecto en el resto de los supuestos por vía de ejecución de sentencia.

13.– Una vez extinguido el derecho de uso, el progenitor titular de la vivienda podrá recuperar su posesión en ejecución de la sentencia que haya acordado el derecho de uso o de la resolución firme sobre la duración o extinción de este derecho, y podrá solicitar, si procede, la cancelación del derecho.

14.– Para disponer de la vivienda y ajuar familiar cuyo uso corresponda al beneficiario no titular se requerirá el consentimiento de ambas partes o, en ausencia del mismo, la autorización judicial.”

Aquí se habla de compensación por el uso de la vivienda, de plazos, de causa para perder el uso, etc.

En España hay ciudadanos de primera y de segunda. Cuando la Comunidad Europea habla de unificar muchos temas de derecho de familia, España debiera unificar estos temas. ¿Cómo se puede pretender unificar criterios en Europa si España no lo hace aquí?.

Si rogaríamos, y agradeceríamos, nos comunicaran la recepción de este escrito y a dónde lo envían, para intentar informar más correctamente de lo que está sucediendo en España.

Atentamente,

EQUIPO ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-BURGOS.