Archivo de la etiqueta: el campillo

LA MUERTE DE “LAURA LUEMO” ES UN CASO AISLADO

images

A Laura la mató un criminal, no una abstracción

“La cifra de homicidios de ese año es un 43% menor que la de 2005 y confirma una tendencia descendente que conduce a España hacia la convergencia con Japón, considerado de forma unánime como el país más seguro del mundo”

“Lo excepcional, en fin, no es ese 0,003% de asesinos, sino el 99,997% de hombres que no matan.”

Con profunda tristeza, hemos recibido, todos, la noticia del trágico fin de una joven maestra, fallecida en horribles circunstancias, días pasados. Nadie nos hemos alegrado de su desgracia, y de las personas que la querían.
Joven, preparada, y con ganas de trabajar, muere por eso, por ir a trabajar a kilómetros de su lugar habitual. Y, por lo que vamos conociendo, ha muerto por ser mujer.
Ya se empiezan a oír los tambores de las posibles penas que pudieran corresponder, al culpable o culpables de esta muerte que no hemos querido nadie. Muchos años de cárcel o prisión permanente revisable. Si como castigo pudiera ser comprensible, como medida disuasoria, nuestra opinión es que eso es secundario. No lo hubiera evitado un mayor número de años de condena.
Ciertamente la mujer tiene mayores riesgos por ir o estar sola en sitios apartados, y a ciertas horas, ante ciertas personas, pero también hay otros riesgos por andar por sitios aislados, y solos.
descarga

Bernardo Montoya confiesa el asesinato de Laura Luelmo

Todavía recuerdo dos anécdotas con perros, estando en el campo solo. Una en un llano. Iba solo y venía un perro lobo hacia mí. Sentí miedo, pero el perro pasó de largo, sin ni siquiera regalarme un ladrido.
Otra vez, en la montaña, a unos cincuenta o cien metros, empezaron a salir varios perros de la maleza; al poco salió el dueño, un tío mío. También sentí miedo. No se acercaron a mí los perros en plan amenazador.
Muchos habremos sentido inquietud, cuando a las dos o tres de la mañana hemos ido por calles solitarias, y aparecen personas por el otro extremo. O aquella vez que en el metro de París recorrí pasillos desiertos, al atardecer.
Resumiendo, es lo mismo cuando los padres podemos reflexionar a nuestras hijas de NO ir solas por calles solitarias, después de las doce de la noche. Incluso en Pamplona y los Sanfermines.
Ir solo por sitios aislados, y a ciertas horas, puede traer peligros, y, siendo mujer, algunos más, pero que nadie aproveche este suceso aislado para hacer conflicto de un caso aislado, como éste, y lo quiera llevar a una confrontación entre hombres y mujeres. Los unos malos y las otras víctimas. Por favor, que nadie confunda este caso aislado como una causa más para hacer del feminismo una guerra contra el hombre, los hombres.
Captura
Jesús Ayala Carcedo, delegado de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-AP.F.S.-BURGOS.
P. D.- Uds. pueden pensar distinto, y se respeta.
Anuncios