Triste pero es cierto, ¿Como  hacían los padres de antes para mantener a tantos hijos?”.

Sólo una reflexión de Juan Carlos López Medina, Presidente Nacional Asociación de Padres de Familia Separados. Leerlo, les gustará.

Triste pero es cierto

Hay mucha gente que se pregunta “¿Como  hacían los padres de antes para mantener a tantos hijos?”.

posicic3b3n-hermanos.jpg

Hagamos un repaso, fuera de que la capacidad adquisitiva era igual o menor en esos tiempos. Los padres de antes tenían un secreto y además creo conocerlo.

El principal secreto de los padres fue, el no gastar en cosas superfluas con nosotros, y el tener una administración ejemplar.

A nosotros nunca nos faltó nada, porque se nos compraba lo necesario… teníamos la ropa necesaria, no la de moda, quizás también es cierto que teníamos que heredar de nuestros hermanos mayores, pero lo hacíamos con gusto y siempre con una gran alegría, “ya me siento mayor, tengo la ropa de mis hermanos mayores”.

Los juguetes eran esperados en Navidad y cumpleaños, no cuando los pidiéramos ni por portarnos bien, o pasar de curso, al fin y al cabo era nuestra obligación, esa era nuestra responsabilidad. Y además un “intercambio” justo. Ellos nos daban comida y sustento, y nosotros no éramos un dolor de cabeza y nos preparábamos para cuando a ellos les hiciéramos falta.

Al paso que van, los niños van a querer un sueldo por cumplir con sus labores.

Ahora a los niños se les da toda clase de premios y reconocimientos. ¿Medallas de participación?     O sea premios por existir.

Por eso tú que eres padre de familia te vuelves casi un esclavo de tus hijos, unos hijos que casi no ves por trabajar para ellos. Y en tu afán de darles todo, lo único que has conseguido es tener a un pequeño jefe bien vestido, mal educado, con mal carácter, que cree que merece todo, pero inseguro y con baja autoestima. Niños con el armario lleno, y el interior vacío.

Tu hijo no necesita todos los juguetes.

Tu hijo no necesita las zapatillas más caras,  ni tanta ropa de marca.

Tú hijo te necesita a ti, dale tú tiempo.

barro1.jpg

La segunda pregunta del tema que más se hacen es “¿De dónde sacaban  los padres de antes la paciencia para aguantar tanto?”

Aquí el segundo secreto. ¿Recuerdan que les dije que nosotros no éramos un dolor de cabeza?

Los papás de antes NO TENÍAN PACIENCIA.

No había tolerancia, nos portábamos bien sí o sí, había disciplina en su forma más simple que es la coordinación de actitudes con las cuales se instruye para desarrollar habilidades, o para seguir un determinado código de conducta u “orden”.

Por educación no te tiras al suelo, por educación no gritas en el centro comercial, por educación no contestabas, por educación respetaba las cosas ajenas, y un interminable etcétera.

descarga.jpg

Entiendo que quieran ser amigos de sus hijos, pero primero sean sus padres, edúquenlos… Yo no sería amigo de alguien que llora por nada, no me respeta o me hace pasar un mal rato, que me avergüenza ¿Y usted?

Los padres ya no son como antes. Escucho a muchos padres decir que los jóvenes ya no son como antes y es cierto, a la vez que es verdad que los padres tampoco.

Antes papá y mamá estaban más preocupados de la familia.

Antes los padres educaban en las casas, amén de los colegios. Ahora la crianza ha sido encargada a profesores, a YouTube, a Netflix. Queremos que los niños estén entretenidos, que no molesten mucho.

Antes había necesidad y aprendíamos a vivir con lo que había. Ahora en nombre de “para que tú no pases lo que yo pasé” les compramos lo que quieren sin darnos cuenta que lo que necesitan son padres activamente involucrados en su crecimiento.

Que las cosas cambien es inevitable, el desafío es adaptarnos y acompañarnos.

Y muchos dirán: “cuando tengas hijos entenderás”. No, yo ya entendí y estas razones me regirán.

descarga (1).jpg

Anuncios

Es conveniente presentarle a los hijos una pareja nueva

No hace falta presentarles a Juan Carlos López Medina, Presidente Nacional de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS. Éste es su artículo de esta semana.

Imagen _KKK8035--490x578.jpg

Es conveniente presentarle a los hijos una pareja nueva

https://www.noticiascyl.com/regional/opinion-regional/2018/09/30/es-conveniente-presentarle-a-los-hijos-una-pareja-nueva/

Tus hijos no tienen la obligación de que les guste tú nueva pareja, y no ayudará a tú causa el que les des la impresión de que no les vas a dar elección. Déjales ser directos cuando y como quieran.

presentar_hijos_nueva_pareja.jpg

“No es lo ideal presentar a nadie en los primeros meses después de que el otro miembro de la pareja se haya ido de casa. Si es posible, dales tiempo a tus hijos para adaptarse al primer cambio antes de someterlos a otro, incluso aunque hayas dejado a tu pareja porque hayas conocido a otra persona. Esa otra persona no tendrá ninguna posibilidad en absoluto de ganarse el aprecio o el respeto de tus hijos si acaba llevando la responsabilidad de la ruptura.

Obviamente, querrás pasar tiempo a solas con tu nueva pareja, pero no esperes que a tus hijos les guste la idea. Ellos preferirían tenerte todo el tiempo para sí mismos, por lo que si les prestas menos atención cuando tu pareja está cerca, a tus hijos no les quedará más remedio que competir, y eso supone problemas seguros. Cerciórate de que saben que siguen siendo el principal amor de tu vida; mantenlos en el centro de atención delante de tus invitados de manera que todo el mundo sepa quién está a la cabeza de tu lista.

Tus hijos no tienen la obligación de que les guste tu nueva pareja, y no ayudará a tu causa el que les des la impresión de que no les vas a dar elección. Déjales ser directos cuando y como quieran. Tu nueva pareja será también una persona adulta, y aunque también será delicado para ella, son los niños los que necesitan de tu atención especial, por lo que recuerda siempre de quién son los sentimientos que necesitan protección.

Puede que tu nueva pareja también tenga hijos, por lo que debes ponerte en guardia; éste puede ser todo un mundo de problemas nuevos y diferentes. Evita los intentos de formar una gran familia feliz hasta que la relación sea lo bastante fuerte para soportar la prueba.

Responde las preguntas sobre la nueva situación con sinceridad, pero desmenúzalas en pequeñas porciones para que los niños las puedan asimilar. No tengas reparos en decir que hay cosas sobre las que no estás preparado para hablar y que todo el mundo tiene derecho a tener una vida privada. Ah, y prepárate para que los niños te respondan de igual forma cuando intentes husmear en sus cosas.”

maxresdefault.jpg

CON LOS HIJOS ADOLESCENTES TEN MÁS CUIDADO

Un niño pequeño es más permeable a los cambios y se adaptará con más facilidad a la nueva situación, pero con los adolescentes puede ser más complicado.

– No es fácil adivinar de qué humor estará un adolescente, pero procura elegir para contárselo uno de esos momentos de conexión padre-hijo que compartís cuando salís de compras juntos, después del cine de los viernes o de un evento deportivo.

–  Explícale quién es tu pareja y sin mentir -ni, por supuesto, hacer comparaciones con su padre o madre- señala los puntos que puedan tener en común: si es forofo de tal equipo, si vivió en Londres y conoce la ciudad, si le encantan los cómics…

– No le pidas permiso. Deja muy claro que sobre ese aspecto de tu vida eres tú quien toma las decisiones, pero deja que sea él quien elija cómo y dónde quiere conocerle.

– Es una manera de demostrarle que su opinión cuenta y que seguirá siendo escuchado.

– No subestimes sus quejas y sus reticencias y resuélvelas con sinceridad. Si prefiere guardar silencio, respétalo y dile que puede preguntarte lo que quiera cuando quiera.

– No respondas a sus provocaciones ni cedas ante los chantajes. Es posible que trate de hacerte sentir culpable y que diga cosas con intención de herir. Es una situación difícil para él, así que muestra comprensión, pero no lo compenses con sobreprotección, permisividad o caprichos.

familias-reconstituidas.jpg

Papá siempre será papá

Es importante dejarle claro a los hijos que la relación con su padre no cambiará, que no va a ser sustituido. «La nueva pareja tendrá que asumir que no es el progenitor de esos niños, por lo que no debe tratarlos como si lo fuera. Tampoco es su amigo: no conviene adoptar una postura de ‘colega’. La actitud más correcta es la de ‘adulto de referencia’: será fuente de autoridad en la casa, es decir, tendrá el mismo valor que su pareja a la hora de hacer respetar las normas y los límites familiares».

Mediación familiar antes del proceso de divorcio

Nos permitimos ofrecerles otro artículo del presidente nacional de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS.

No queremos quitarle su justo protagonismo a Juan Carlos López Medina, pero sí nos permitimos manifestarles que estimamos que es fiel relato de la MEDIACIÓN FAMILIAR en la actualidad.

img_550777
Sí procedería sacar al debate público si debería ser obligatoria o no, y no necesariamente para llegar a acuerdos sino para imponer una reflexión sobre las consecuencias de las separaciones y divorcios.

Gracias Juan Carlos por ir exponiendo en medios públicos diversos temas que afectan a la familia.

Les dejamos que juzguen Uds. mismos lo que documentadamente expone:

img-sermed.jpg

Mediación familiar antes del proceso de divorcio

 

Divorciarse es un paso doloroso, caro y complicado, aunque lo es menos desde la reforma de la ley en el año 2005. Entonces se suprimió la obligación de pasar por un proceso de separación previo al divorcio y se creó una nueva figura, la mediación familiar, pensada para ayudar a solventar el divorcio de la forma menos conflictiva posible.

Al margen de la ley estatal, la mayor parte de las comunidades autónomas han ido desarrollando y definiendo con más precisión la figura de la mediación, de modo que este servicio se presta con matices en cada una de ellas. Pero los fines perseguidos por la mediación son iguales en todas partes, reducir los daños emocionales y económicos derivados del divorcio, proteger los intereses de los menores que puedan estar implicados, y minimizar las desavenencias entre los cónyuges, creando las condiciones para que dialoguen y se comuniquen.

Pero al margen de los tribunales, la mediación familiar es un proceso al que acude voluntariamente la pareja que va a divorciarse, para establecer de mutuo acuerdo los términos de su divorcio, con la ayuda de un mediador y sin necesidad de ir a un juicio donde sería el juez quien tomaría las decisiones.

Si la mediación resulta fructífera y los miembros de la pareja logran un acuerdo, el mediador redactará un documento que lo plasme. Este documento, un borrador de convenio regulador, tendrá que adjuntarse después a la demanda de divorcio que se interponga ante los tribunales y será examinado por un juez, que se asegurará de que se respete la ley y de que ninguno de los implicados (cónyuges o hijos, si los hay) haya salido perjudicado.

Si el juez lo aprueba y lo homologa, el convenio tendrá la misma validez que si lo hubiera dictado el mismo tras un proceso contencioso.

descarga

Pero nos surge una pregunta importante ¿está cualificado el personal?

La mediación es supervisada por una persona cualificada (el mediador) para guiar a dos personas que tienen dificultades para entenderse hacia soluciones que satisfagan a ambos lo más posible y respeten la legalidad.

La ley exige que el mediador sea activo y que se muestre imparcial y neutral. Es decir, no es un mero espectador, sino que debe estimular y encaminar las negociaciones, sin tomar partido y sin imponer soluciones propias. Además, se le exige que mantenga la confidencialidad sobre el proceso y que sea fiel a su tarea.

Si falta a estos principios y de ello se derivan daños y perjuicios para otras personas, los perjudicados le podrán exigir una indemnización por responsabilidad civil. La ley exige también que el mediador esté específicamente cualificado para mediar.

Las normativas autonómicas son más precisas que la estatal y exigen titulaciones concretas, que varían de unas a otras: licenciatura en derecho, psicología o pedagogía, diplomatura en trabajo social, educación social…

Si nos paramos a pensar seriamente en la mediación, todo son ventajas. Los acuerdos obtenidos bajo los auspicios de un mediador familiar las tienen.

Al tratarse de un arreglo de mutuo acuerdo es menos traumático, pues cada parte ve reflejada su voluntad en alguna medida. Esto favorece el cumplimiento de los acuerdos, que sin embargo falla con más frecuencia cuando el juez decide por los contendientes, sobre todo lo que antes compartían (bienes, vivienda, negocios y, sobre todo, hijos), sin dejar satisfecho a ninguno.

El acuerdo se debe alcanzar en un plazo breve que varía de una región a otra, siendo por lo general de tres meses prorrogables excepcionalmente por otros tres, aunque hay diferencias entre comunidades (el proceso como mucho puede prolongarse tres meses en Baleares, cuatro en Cantabria o cinco en Valencia).

La mediación suele abaratar mucho el divorcio, al menos si se compara con los procesos contenciosos, en los que cada cónyuge necesita un abogado y un procurador. No hay unas tarifas prefijadas, sino que se pactan de antemano con quienes la solicitan. Lo habitual es que el precio varíe en función del número de sesiones necesarias para lograr un acuerdo, de cuántos profesionales intervengan, etc. No obstante, dadas las ventajas del sistema, algunas comunidades y entidades están fomentando servicios de mediación gratuitos. Al coste de la mediación es preciso añadir el de un único abogado y un procurador, que tramiten la demanda de divorcio ante el juez adjuntando el acuerdo obtenido gracias a la mediación, puesto que no es posible interponer una demanda de este tipo sin la intervención de estos profesionales.

En definitiva, si tu cónyuge y tú habéis determinado disolver vuestro matrimonio y os veis capaces de definir las coordenadas del divorcio de mutuo acuerdo, lo mejor es que preguntéis en los servicios sociales de vuestra comunidad por los servicios de mediación familiar existentes y su coste. Dependiendo del lugar de residencia, los servicios de mediación disponibles pueden llegar por parte de los colegios profesionales de abogados, de los ayuntamientos, las consejerías…

images.jpg

En la mediación también está concebida  revisar acuerdos y contenciosos, cualquier pareja puede solicitar una mediación cuando aún está preparando su divorcio, a fin de alcanzar un acuerdo y presentarlo junto a la demanda de divorcio, para que el juez lo evalúe y lo ratifique. Pero, además, las parejas ya divorciadas pueden solicitar una mediación si, por ejemplo, desean presentar una demanda para modificar alguna de las medidas pactadas en el pasado.

Incluso los que ya están inmersos en un proceso contencioso, pueden solicitar voluntariamente una mediación como última oportunidad de entenderse por las buenas. El propio juez puede proponer a los contendientes, durante el proceso contencioso, que usen los servicios de mediación.

logo_mini2.jpg

El coste de este tipo de mediación intrajudicial, a la cual se acede una vez iniciado el procedimiento judicial por invitación del Juez a las partes para que intenten el procedimiento de Mediación, será el fijado por los órganos judiciales, siendo nulo para las personas beneficiarias de la justicia gratuita, o sea, las integradas en unidades familiares cuyos ingresos anuales no superen el doble del IPREM, (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples. IPREM) índice empleado en España como referencia para la concesión de ayudas, becas, subvenciones o el subsidio de desempleo entre otros.

ARTÍCULO EN LA PRENSA DEL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS SOBRE EL RECIENTE DECRETAZO

Creemos que es de su interés leer el artículo que han publicado de nuestro presidente, Juan Carlos López Medina, sobre el reciente decretazo, en un medio de comunicación de Castilla y León.
Aquí están pasando cosas muy graves, en España y en Castilla y León, pero dejamos a Juan Carlos nos hable de este decretazo, que todos lamentamos, y rechazamos.
juan-carlos-lopez-medina-226x400.jpg

Decretazo del Gobierno de España, para anular la patria potestad de los varones

“Artículo de opinión de Juan Carlos López Medina, Presidente Nacional Asociación de Padres de Familia Separados”

En España, si hablamos de separaciones, divorcios, derechos de los menores, de padres y madres en lucha diaria para preservar intactos los intereses de los menores, y sobre todo de la  igualdad tras la ruptura de pareja, estamos mencionando a un colectivo de al menos 4 millones de españoles afectados.

Pues bien el colectivo de madres y padres separados, al que hoy quiero dedicar este artículo, esos incansables del buen hacer para con los menores, que luchan por no privarles de algo tan simple, básico y necesario como es  una familia, de querer que sigan unidos a sus padres, hermanos, tíos, primos, abuelos, y demás allegados, luchadores de profesión, y que darán hasta la última gota de su vida por tener los mismos derechos como padres que como madres, hoy están abatidos destrozados e indignados, con un gobierno español, que se ha vendido, como lo ha hecho a otros muchos,  a manos de las feministas radicales, para buscar un poquito de oxígeno, en su muerte política anunciada.

rdl-9-2018.jpg

Treinta y cinco organizaciones se han dirigido por escrito al Defensor del Pueblo para que este haga uso de su potestad de interponer un recurso de inconstitucionalidad contra el Real Decreto 9/2018 de 3 de agosto de 2018. Desde el colectivo de asociaciones defensoras de la custodia compartida, de los derechos de los menores y de una ley de violencia intrafamiliar que proteja a todos los miembros de la familia sin excepción frente a cualquier tipo de violencia, manifestaron que el citado Real Decreto vulnera los preceptos fundamentales de la Constitución española, no sólo en su contenido legislativo discriminatorio, sino en la forma legal que se ha utilizado para legislar.

El art.86 de la Constitución permite el uso del RD apelando a la “extraordinaria y urgente necesidad” de las circunstancias, sin que de ningún modo en este caso  esté concurriendo la necesidad de urgencia.

franciscofernándezmaruganelconfidencialdigital

El citado Real Decreto ha sido aprobado un viernes 3 de agosto, justo antes de comenzar el periodo vacacional parlamentario para intentar soslayar discretamente el abuso legislativo que se está cometiendo. El Real Decreto legisla también acerca del reconocimiento de la situación de mujer maltratada haciendo innecesaria la intervención de la administración de justicia, ya que con un mero informe emitido por un funcionario municipal, asistente social o “cualquier otro título” este adquiere carta de validez. Esta norma convierte de hecho a los servicios sociales de los diferentes ayuntamientos en tribunales competentes en asuntos de familia, usurpando esa función a la propia administración de justicia.

Cuatro asociaciones de jueces han alertado de manera unánime contra esta usurpación de funciones.

Con la excusa de la urgencia se ha legislado para modificar a golpe de decretazo el propio articulado del Código Civil, algo que no ha sucedido nunca en los 200 años de historia de este compendio de leyes reguladoras de la sociedad , con la aprobación de este RD quedan recortados aspectos importantísimos de la patria Potestad, que podrá limitarse en el padre sólo por la palabra de una mujer que se diga maltratada, sin mediar ninguna intervención de la administración de justicia y siendo suficiente el informe favorable de un funcionario o asistente social.

Este decretazo además de vulnerar principios fundamentales de la Constitución española el Real Decreto está fomentando con dinero público el uso de la denuncia indiscriminada, perjudicando los intereses de la verdadera mujer maltratada que queda así completamente desprotegida y con acceso mucho más limitado a los recursos económicos que le podrían resultar necesarios.

Mi interpretación es que el RD 9/2018 vulnera varios artículos de la Constitución española, como el art. 14, sobre la igualdad, el art. 24 sobre el derecho a un juicio justo y a la presunción de inocencia, o el art. 26, sobre la prohibición de los tribunales de honor, que es de hecho en lo que se van a convertir los servicios sociales municipales.

images.jpg

Pero da igual, el gobierno del Sr Sánchez a golpe de “decretazo” escapa de todo tipo de razonamiento consensuado con expertos. Y como con este Real Decreto, antepone cualquier cosa a los intereses de las personas, para conseguir adeptos votantes, que le sigan manteniendo en el sillón.

El Presidente del Gobierno de España seguirá forzosamente en su necesidad de dar por obligación para poder seguir gobernando, teniendo que cumplir aquellos acuerdos que cerro para colocarlo en la Moncloa, y así poder seguir regalando a ritmo de 5.000 € al mes puestos de primera a familiares y amigos, por  si vienen mal dadas tener el riñón cubierto.

Logo-APFS-web.jpg