PEGAMENTO EN LA VAGINA Y LA VENDA EN LOS OJOS. Se confirma la condena de 10 años de cárcel a Vanesa Gestoso, la mujer que fingió ser secuestrada por su ex y que le había puesto pegamento en la vagina.

Como Uds. seguramente saben, fue un caso famoso cuando una mujer denunció haber sido secuestrada, vejada y hasta, afirmaba, la habían puesto pegamento en la vagina.

Como no podía ser de otra manera, en este estado de alarma, en que las mujeres pudieran tener problemas para llegar a casa de madrugada, con alcohol y otras cosas hasta el cogote, y solas, y no sabemos si porque podrían necesitar ayuda para llegar a casa, o porque, detrás de cada sombra de la noche, espera, agazapado, un hombre hambriento de orgía nocturna, este caso, en concreto, fue noticia ávida de los medios de comunicación.

Y, por supuesto, justificaba el gastar cientos de millones, y mantener a miles de personas para defender a pobres mujeres como ésta.

Y, desde estas líneas, queremos manifestar el más absoluto respeto a los policías que pudieron quitar su derecho a la libertad, al denunciado, y al juez que le pudo enviar a prisión.

Y ya ha salido la confirmación de una primera sentencia, por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que podría ser recurrida más arriba, en que se la condena, a la dennciante, entre otras cosillas, a diez años de prisión, y también a un cómplice, de esta denuncia, que todos admiten que fue falsa.

Por las informaciones de prensa, esta mujer, la denunciante, sabía lo que hacía, para dañar injustamente, a un hombre: UTILIZAR TODO ESTA PARAFERNALIA QUE DICEN DEFIENDE A LAS MUJERES. Informan que así lo reconoce el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Ante este cuadro clínico, perdonen la broma, con su permiso, hacemos algunas matizaciones.

Primero, sobre las denuncias. No son necesarias para divorciarse, ni causa del divorcio. Si alguien tiene otra información, por favor, que lo demuestre.

Segundo. La misión de la Policía y otros cuerpos y fuerzas de seguridad del estado es defender a todos. Buscar y defender la verdad.

Y detener a miles y miles de personas, hombres y padres, cuando saben que, apenas comparezcan en sede judicial, son puestos en libertad, debiera hacer pensar a los policías cuál es su verdadera misión respecto a todos los ciudadanos, y no tomar decisiones por presiones políticas.

Tercero, la misión de los jueces. Tema espinoso. ¿Tutelan a todos y a todo, o son utilizados, como en este caso, como esos señores que van a caballo, con una larga lanza, y se la clavan al toro, para que lo tenga más fácil el torero?.

Y si un alto tribunal reconoce que esta mujer ha utilizado el SISTEMA, repito y recalco, el sistema para que le hagan daño a un hombre, ¿cuántas veces se está utilizando este sistema con fines malignos?.

https://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-confirman-diez-anos-carcel-acusar-falso-ponerle-pegamento-vagina-202012111251_noticia.html#vca=rrss&vmc=abc-es&vso=tw&vli=cm-general&_tcode=NWgxMTk0&ref=https:%2F%2Ft.co%2FOIE1iECZmW%3Famp=1

Y los juzgados de familia, con el mismo fin.

Quién informa a las mujeres, y de qué las informan. Por qué y para qué. ¿Qué hay oculto?.

Paramos aquí las dudas razonables que tenemos, y suponemos que Uds.

Un saludo.

Jesús Ayala Carcedo, delegado de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-BURGOS.